sábado, 17 de enero de 2009

tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas

La sobreactivación de los receptores ionotrópicos del ácido glutámico (Glu) induce una entrada masiva de calcio al citosol y consecuentemente a la mitocondria, provocando estrés oxidativo y activación de numerosos mecanismos moleculares responsables de desencadenar muerte neuronal apoptótica, la cual se identifica en enfermedades neurodegenerativas agudas (accidente cerebro-vascular, hipoglucemia, infarto y trauma mecánico) y crónicas (Alzheimer, Huntington, Esclerosis lateral amiotrófica). Resultados demuestran que la MNG (mangiferina) y la MOR (morina) son buenos candidatos como neuroprotectores para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas agudas y crónicas, donde la excitotoxicidad juegue un papel principal, gracias a que disponen de un amplio espectro de propiedades antioxidantes y anti-apoptóticas.


La mayoría de las enfermedades neurodegenerativas se caracterizan por la muerte programada de las neuronas y otras células del sistema nervioso. Científicos del Centro de Investigaciones Biológicas han patentado el uso de la proinsulina para el desarrollo de fármacos con los que tratar estas enfermedades.La proinsulina es la molécula a partir de la que se forma la insulina. Los investigadores han observado que esta molécula disminuye la neurodegeneración al actuar como protector de las células impidiendo que mueran.El estudio se realizó en ratones con retinosis pigmentaria, una enfermedad hereditaria sin cura que conduce a una ceguera total. La proinsulina llegó a la retina de los animales y disminuyó la muerte de las células que captan la luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada